Archivo de marzo de 2012

Personas felices que me encuentro en el camino – Cheyenne

Dos de las cosas que más me apasionan en esta vida son viajar y formarme. La primera me permite conocer lugares y culturas fascinantes y la segunda, avanzar en mi carrera profesional y tener más recursos para ayudar a mis clientes de coaching. La gran ventaja es que, en muchas ocasiones, he podido combinar ambas cuando he elegido hacer un curso en el extranjero.

Recientemente, viajé a Phoenix, Arizona con el fin de realizar un curso con Blair Signer. Después de la formación, teníamos un día libre y decidimos iniciar una excursión al Gran Cañón. Allí conocí al protagonista de este artículo, Cheyenne, guía y conductor de tours de ese sorprendente lugar.

Para mi y para muchas personas, un ejemplo que nos recuerda en qué debemos basar nuestra felicidad.

Cheyenne cambio su trabajo de informático por el de guía turístico. Tomó esa decisión valiente y se despidió de su antigua y monótona vida para encaminarse a su nuevo destino.

¿Que le hace ser tan feliz?

Pasión y agradecimiento

En el Cañón, Cheyenne siente pasión por todo lo que le rodea. Ama la tierra, su trabajo, su familia y amigos. Y agradece cada dia por todo lo que tiene. Cualquiera de nosotros tiene mucho que agradecer. Desde el agua caliente con la que nos duchamos hasta el amigo que nos ha llamado hoy.

Sabe que su nueva vida es mejor que la que tenía antes, trabajando entre 4 paredes grises delante de un frío ordenador. Ahora, admira cada día la naturaleza y el entorno en donde está, que define como espectacular. Para algunos, ese mismo entorno podría carecer de belleza pues gran parte de Arizona es casi desértico.

Cheyenne aprecia el comienzo y evolución de cada piedra, los tipos de pájaros de la zona y su forma de vida, tipos de vegetación … Transmite y enfatiza esa positividad a las personas que le escuchan y nos facilita un mapa fabuloso, enmarcando una realidad nueva.

Apasiónate con lo que haces o busca lo que te apasione. Persigue tu sueño.

Lenguaje positivo

Siempre habla en positivo, siempre con entusiasmo. En sus propias palabras: “conozco a la perfección el gran cañón y os voy a llevar al lugar donde hay las vistas mas espectaculares”, “mi mujer es increíble”, “mi hija es algo especial”, “sóis estupendos y divertidos”.

El lenguaje que utilizas ayuda a cambiar tu día.

Personas alegres a su alrededor

Normalmente, una persona que está de vacaciones está contenta. Pues, rodeado de ese tipo de personas trabaja Cheyenne, muy lejos de su realidad anterior, clientes quejicas y de mal humor.

Y, si se encuentra con alguna persona menos feliz, él se encarga de que tenga un día y experiencia inmejorables.

Rodeate de personas felices

¿Te imaginas como fue mi excursión y lo que disfrutamos todos?

Gracias Cheyenne por ese día tan feliz y por el entusiasmo y energía que nos contagiaste.

Y tú, ¿conoces a algún Cheyenne? Te animo a compartirlo.


Tu opinión importa

¿Cuál de estos temas resulta más interesante para ti?

Ver resultados

Loading ... Loading ...
Testimonios

He recurrido en dos ocasiones de mi vida al coaching con Isabel Sousa, para poder solventar situaciones complicadas que yo no sabía cómo manejar." Leer más...